20.9.06

Mein Gott!


Una vez más, los radicales tienen leña para las hogueras.
Hogueras que se van encendiendo, donde se van a quemar tanto cristianos, musulmanes, como no-cristianos y no-musulmanes.

Las cosas van por las dos partes:

La ya famosa cita de Benedicto XVI a Manuel II Paleólogo, emperador de Bizancio ...

"Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por medio de la espada la fe que él predicaba"

... se ha repetido a lo largo y ancho del orbe. Lo que no se ha copypasteado tanto es lo siguiente:

"El Papa añadió que “son palabras que sorprenden por ser dichas de un modo tan brusco”, y que “se refieren a la relación entre religión violencia en general”. Benedicto XVI incluso calificó estas palabras de “muy fuertes”, y se sirvió de ellas para decir que la violencia es irracional y que, también por ser irracional, contrasta con “la naturaleza de Dios y del alma”.

Cabe mencionar que este discurso lo hizo en una cumbre de teólogos, no en una conferencia de prensa ni en una homilía. Supuestamente su público no era el mundo musulmán o los fieles católicos de a pie. Pero sacado del lugar donde fueron pensadas, tanto del discurso como del espacio, se lo presentan a los musulmanes con el efecto de una bomba.

Las palabras de moderación no se venden, sí las de confrontación. Cierto que ha sido una cita nada adecuada para estos tiempos, pero no le echemos toda la culpa a Ratzinger. A cualquiera lo convierten en demonio al citar fuera de contexto. Peor aún cuando se cita a alguien que también está citando. Mucho peor.

¿A quién le conviene esto?

Tanto a los que buscan radicalizar la ya tirante relación Occidente - Mundo Musulmán, en este hemisferio como en el otro, se han salido con la suya. Ellos saltan en un pie con este irresponsable efecto en cadena. Los moderados de ambos lados pierden piso, y cuando todos corren a las trincheras ellos se quedan en tierra de nadie. Primero por las reacciones más destempladas en los países islámicos, que son cubiertas tanto por CNN como por Al Yazira de manera desmedida, como siempre, dando implícitamente a los más radicales que claman por venganza, la categoría de voceros tácitos del Islam. Incluso el Presidente de Irán Amhenayad que odia destempladamente a Occidente aceptó las posteriores explicaciones del contexto en que fue la cita. Pero ya es demasiado tarde. Entonces varios fanáticos queman templos cristianos y matan una monja católica. La primera parte del trabajo está hecho, además que en estos días es más fácil sacar de quicio a las masas musulmanas. Los moderados son apagados por la inflamación religiosa masiva. Los radicales se abanderan con los estandartes de la audacia.

Y luego nos toca a nosotros. Veremos la gran cobertura enfocada en el radicalismo musulmán y quedará una imagen de un rival salvaje que te declara la guerra y al que no queda más que aplastar, e incluso en el caso de los más reflexivos y moderados, un reforzamiento negativo en el inconsciente simbólico: el enemigo religioso, el tipo ojeroso de barba vestido de blanco, gritando en árabe desde una mezquita, disparando al aire su Kalashnikov. Acabaremos justificando atrocidades contra el otro, el ajeno.

Uno de los peores errores para con los pueblos de la Tierra, occidentales, musulmanes, latinos, negros, etc. es juzgar negativamente por los errores de algunos. Y al final pensar que todos son iguales. No hay nada más cómodo intelectualmente.














UPDATE 1.1: He vuelto a leer detalladamente el discurso de Benedicto XVI, y cada vez que lo reviso encuentro más irresponsabilidad y alevosía en él. Es un texto denso, pero desentramándolo sí resulta que tiene algo más que una "cita aislada" contra el Islam. Que pena que se deshaga tan fácilmente el trabajo ecuménico de su antecesor, Juan Pablo II.

3 comentarios:

Hache dijo...

Jur! Hemos escrito sobre lo mismo. Aunque yo lo he enfocado desde otro punto de vista más freak.

En lo básico te doy la razón. Pero no me negarás que estando el patio como está, la cita es inoportuna y desafortunada.

Ya he visto que has cambiado la cabecera (justo yo te había cambiado el botón de link hace unos días xdd).

Besos!

Fabber dijo...

No lo niego, es más, me veo menos condescendiente con Ratzinger cada vez que repaso su discurso.

A este paso estaré tentado a seguir la Iglesia del Monstruo Volador de Tallarines (¡felicitaciones por tu último post!) que ya se me aparece por tercera vez. Camino a Damasco, como Pablo, pero con salsa ragú.

Sir Faxx von Raven dijo...

en efecto, no creo que mazinger z sea ningún santo, pero es evidente que la difusión aislada de la cita por los medios y sus negativas consecuencias obedecen a otros intereses a quienes les combiene que haya bronca.

buen post. me sirvió para reafirmar sospechas.