12.9.07

¡Feliz Año 2000 Etíope!

Este 11 de Setiembre llegó el año Nuevo 2000 a Etiopía y sus computadoras no colapsaron por el famoso bug que parchó la economía de miles de ingenieros informáticos años atrás, tampoco aterrizó un ovni en Addis Abeba del cual habría de descender Jesucristo. No les cayó encima el asteroide Hercóbulus y menos encontraron un monolito negro de lovecraftianos orígenes. Lo único seguro en un Año Nuevo es fiesta pura, y en un nuevo milenio, su debido multiplicador con tres ceros.

El cristianismo copto, una de las ramas del cristianismo extraoccidental que sobrevivió la exitosa expansión del Islam en el s. VII d.c. Su calendario, alejado del juliano y más aún del gregoriano del cual lleva una diferencia de siete años, se ha conservado vivo en una de las naciones de cristianismo con mayor abolengo, Etiopía. Cuando Irlanda aún tenía rituales druídicos, en Alemania y Noruega aún hacían sacrificios a Odín y Polonia estaba sumida en viejos espiritismos eslavos, el cristianismo ya había echado raíces en la tierra de la Reina de Saba, un imperio antiguo cuya fundación legendaria se remonta casi un milenio antes de Cristo, y con una influencia ya registrada por los no muy escasos romanos que llegaban a comerciar con ellos en la época de Tiberio y posteriores.

Etiopía es una nación con una identidad única en el mundo. Antes de la guerra ruso-japonesa de 1904, le demostró a los occidentales que una nación de otra cultura podía derrotarlos en una guerra abierta, cuando vencieron humillantemente a Italia en la primera guerra ítalo abisinia de 1896. El Emperador Menelik II dirigió un ejército construído con las tropas fieles a todos los nobles de Etiopía y en la batalla de Adua acabaron con las fuerzas italianas y sus reclutas de Eritrea. Una nación africana derrotaba a una europea en una guerra convencional, manteniendo una independencia ininterrumpida desde mas de dos milenios, y que sufrió un breve hipo entre 1934 y 1941, cuando el cobarde de Mussolini al no poder con el ejército etíope, los arrasó usando el gas mostaza y otras armas químicas vedadas ya en la Primera Guerra Mundial.

Ubicados en el Cuerno de África, una de las regiones más pobres del planeta, son vecinos de Eritrea, que se independizó en lo 90s dejándolos sin salida al mar, y de un país que ya no existe, Somalia, tierra de nadie, donde los grandes señores de la guerra que ejercían cierto dominio han sido asesinados por una multitud de más numerosos y más insignificantes pequeños señores de la guerra. Etiopía tiene una familia lingüística propia y un alfabeto propio: el amhárico.

Después de Egipto, Etiopía es mi nación africana favorita. Les ha pasado de todo, pero aún así han conservado su civilización y sus peculiaridades. Incluso su cultura inspiró esa curiosa religión que es el rastafarismo, cuya única y más poderosa ventaja en su proselitismo es el alegre consumo de marihuana mientras te zarandeas al ritmo de Peter Tosh o Bob Marley & the Wailers. Si quieren adorar a Hailie Sellasie como un profeta de Jah, allá ustedes, pero recuerden que Etiopía es mucho más que eso. ¡Feliz nuevo milenio Etiopía!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por felicitarnos ese dia tan importante para nosotros los nacidos, sentidos y orgullosos de ese pais tan peculiar amravilloso, poco artificial (hambriento, pobre y sub-desarrollado segun) algunos pero muy muy muy rico de historia, gente y corazon. Aunque seguramente es el unico sitio en donde el ser humano se traslada en vivo hacia los dos mil años. si conoceis A Etiopia ya sabeis a lo que me refiero.
Gracias de corazon y feliz milenio. Por cieto ese alarmismo de los que la informatica colabza todo no ha podido ni con Etiopia. Ha ha ha ha ......

carmendelly dijo...

Oh fabber fabber.. que hubiera sido si me hubieras saludado.. y no haber encontrado tu post sobre el blog day... oh oh oh...

Fabber dijo...

Anónimo etíope (supongo), los mejores deseos para tu pueblo y que les corresponda un mejor nuevo milenio que el que nos ha tocado en Occidente, que ya se lo merecen.

Carmendelly, hey, no te molestes por el alias. No te pude saludar pues te veía intermitentemente. Ya me tienes entre tu lectoría, ¡quizá en algún otro encuentro geek nos veamos! oh oh oh ;)

Fujur dijo...

Un artículo mega ultra interesante. Genial. Los etíopes son un misterio, el reino de Saba se ve que estuvo en Yemen pero Etiopia pudo estar bajo su domini, se ve. Por lo que dices del calendario ni había oído hablar de ello, me parece muy fascinante! en serio. Bueno, espero que no te moleste que usara tu comentario en mi último post. Por lo demás, lo mejor del mismo. ;-)

Un abrazo campeón!

Anónimo dijo...

Viva el rastafarismo