7.12.07

¡Basta de música ochentera!


A lo que me intento referir por "ochentera" es por englobar una serie de tendencias musicales diversas, pero identificables con el espíritu de la época. Lejos que no me guste la música de los ochentas, la tengo como parte de mi patrimonio personal porque soy fruto de sus años y, además, sufro de una endémica nostalgia, tan fuerte que a veces la reconozco enfermiza. Pero a la par tengo la fuerte impresión que mi generación ha comenzado a sufrir un síndrome de "La Hora del Lonchecito" muy prematuro.

Todo comenzó a principios del 2000, cuando los ochentas perdieron esa cualidad despreciable y risible que la estigmatizaba en los noventas y por obra de la nostalgia, disjockeys que crecieron con esa década y los mp3s descargables pudimos volver a escuchar temas de la new wave y pops ochenteros, los temas grandiosos como los ridículos, todos traían buenos recuerdos de la infancia/pubertad. En lo personal gracias a ello descubrí una serie de grupos que se me hubieran perdido de otra manera, tales como los Echo & The Bunnymen (gracias Percy) o los Happy Mondays (gracias Carlos).

Los ochentas crecieron de nuevo, volvieron a las pistas de baile y la radio, con furia. Demasiada furia para mi gusto. Ha desplazado de la escucha masiva lo que las generaciones de ahora deberían hoy saber de música no-tropical. Tengo la sensación que la única musica contemporánea que todos identifican es el reguetón, o algún pop plástico por allí, un par de hiphops y se acabó. Un muchacho de 15 o 16 que quiera escaparse de Daddy Yankee o de Olga Tañón lo primero con lo que se topará en el dial es con The Cure o con Arena Hash, antes que algo propio de la época, como Linkin Park o, remitiéndonos a lo nacional, Manganzoides, Space Bee o La Ira de Dios.

Puedo mencionar grupos buenos y ampliamente conocidos de antes como Guns'nRoses, Soda Stereo o Nirvana cuyos equivalentes actuales no existen si nos referimos a una proporción calidad/difusión masiva. ¿Por qué no escucho nada de Polyphonic Spree en la radio? ¿Porqué me enteré de un grupazo como Stereolab hace solo tres años, cuando ya no existían? ¿Porqué pasó a ser caleta todo el excelente hiphop chicano que aún se produce y antes era de mayor dominio público?

¿Por qué la buena música ahora tiene que ser más exclusivista, más escondida y, por ende, mucho más elitista que antes? La radio hasta finales de los noventas te machacaba con una serie de temas prefabricados, pero por cada absurdo musical machacante cada 5 minutos, también existía un puñado de buenos temas bien difundidos y que arrancaba a grandes bandas del dominio de los pocos bien enterados de siempre, ofreciéndoselas al dominio público. Antes por la radio me enteraba de uno que otro buen grupo. Ahora casi de ninguno (la excepción son contados programas especializados, como Cretásico a la medianoche en Filarmonía FM ¿lo siguen dando?).

En lo personal hace años, gracias al Emule, he abocado no pocas energías en conseguir música de otras décadas (¡desde los 30's! ¡cuántas cosas estaban fuera de mi alcance!) Toda la música actual que me gusta y con la que me quedo pegado se debe a fortuitas coincidencias, inesperados links, descubrimientos en soundtracks de películas, mucho websurfing y las siempre bienvenidas recomendaciones de los amigos que son melómanos con gustos parecidos, pero con un conocimiento musical más enciclopédico comparado con el saber limitado que tengo en esas materias.

Sé que la internet ha contribuído a la atomización de gustos musicales y a la diversidad de tendencias lindante en lo caótico, pero también le achaco la culpa al abuso de la música nostálgica. Así como el gusto por la "nueva ola" impidió a muchos (no todos) de la generación de nuestros padres de ampliar sus gustos a cosas más contemporáneas, creo que nosotros vamos a ser peor que ellos.


Antes las cosas pasaban de moda rápidamente. Ahora lo nuevo es lo que nunca está de moda. Se viene el concierto de Soda Stereo, y vean el éxito que tiene. Yo también iré si me consiguen esa entrada de reventa que me prometieron (siempre tenía un prejuicio con Soda, hasta que lo redescubrí por Cerati hace pocos años), pero me gustaría que así de popular fuera un grupo de rock, buen pop o música electrónica actual. Un canto de ahora, no un canto de nostalgia, que pueda entonar con una gran cantidad de personas y no solo con la secta que cada uno suele cultivar.

Caso contrario nuestros hijos (los que algunos ya tienen muy pequeñitos) nos identificarán generacionalmente con esto:



Así no quiero que sean mis fiestas a los 60 años mientras mis nietos bailen la última versión del neo-perreo-ultra-orgásmico.

5 comentarios:

Duran dijo...

oe oe... ¿cual es tu problema con Rick Astley???? :D

Nah, fuera de bromas, la respuesta a todas tus preguntas es muy sencilla: la generacion ochentera ahora es la que más consume actualmente, la que tiene más billete para gastar en fiestas y en bares que pasan esa musica. Por eso, las radios apuntan a ese mercado de consumidores igual que muchos locales.

Sí, la culpa la tienen el mercado y el capitalismo salvaje y genocida! :P

Oie, nunca te agradecí el posteo sobre Nepal, que realmente me pareció buenísimo, aunque para serte sincero, esperaba (talvez por proyección) que expusieras alguna interpretación acerca de lo inédita que es la posición del PC Nepalí.

Personalmente me parece que la postura del PC Nepali es la nueva forma en que se deben llevar las revoluciones ahora que no hay guerra fria y los intentos de antes colapsaron: luchar y dialogar (algo que Sendero siempre rechazó, así que si vamos a relacionar ideologicamente al PC Nepali con Sendero, hay que tener en cuenta los bemoles).

Esa postura es una expresión evidente del progreso de las ideas socialistas (Prachanda asegura que las ideas deben cambiar, lo cual para un senderista seria "revisionismo" o "reformismo"). El diálogo y la actuación de las fuerzas revolucionarias dentro del sistema constitucional, no solo legitiman su lucha, sino que encaminan los logros obtenidos y hace que las acciones pasen a otro nivel, el de proponer una constitucion y una reforma agraria que promueva el desarrollo material de la población (es decir, medidas liberales que desterrarian por fin el feudalismo en que vivio Nepal) antes que "revoluciones culturales" o retornos al año cero estilo Pol Pot.

Creo que si las cosas se encaminan bien en Nepal, asumirían una economía similar a la vietnamita hoy en día, es decir, aceptar la inminencia del mercado como productor de riqueza (así como muchos socialistas romanticos en el siglo XIX tuvieron que aceptar que la industrialización podía ser beneficiosa para la revolucion) y mantener un programa dirigido por un estado promotor.

Bueno, no te mareo más.

Saludos!

kinua dijo...

Recuerdo haber puesto Poor Leno en tu santo con la vaga esperanza de remover algún recuerdo reciente...
martinona bailo... y dianona creo que también...pero no recuerdo que llegara a terminar... alguien lanzó un tema ochentero encima... recuerdo poor leno extinguiendose... y con ella algunos recuerdos recientes...

te dejo con esta versión del 2003...o

http://www.youtube.com/watch?v=YpHHANBVZpw

Kinua dijo...

Un ahoy más:
Mi compadre Manguera, hoy estimado redactor de la república, publicó en su abandonado blog una nota abordando esta situación precaria de las radios limeñas:

Tú, la misma de ayer, la incondicional

Fabber dijo...

DURAN: Sobre la desiderabilidad del socialismo hay mucho que hablar, quizá lo aborde en un futuro post a propósito de tu comentario. Sobre la posición del PC nepalí, permíteme mantener un saludable escepticismo, ya que tanto tu como yo sabemos que para capturar el poder desde el punto de partida marxista, instrumentos tales como utilizar las "instituciones y leyes burguesas" o usar piel de oveja mediáticamente con cosas válidas. No niego que sea un movimiento menos dogmático que SL, adaptar y mutar el discurso de acuerdo a las circunstancias lo vuelve más flexible, claro que para lograr sus propios fines, pero la flexibilidad ya es algo.

KINUA: No negarás que en mi fiesta se pudo poner música que en otros lados la volarían por "marciana", claro que es deber como DJ guardar el equilibrio entre lo que cause furor en la gente y el gusto personal. Saludos.

carlos dijo...

Cierto es que la nostalgia es a lo que apelan estos empresarios de las radios, que en coro se pliegan a la fórmula de "todo tiempo pasado fue mejor" para venderle al público objetivo que mas fichas mueve en este mercadillo perucho. Pero esta no es una estrategia comercial exclusiva de la radio peruana.Y tampoco se trata solo de la musica de los 80.La musica de los 60s, 70s pulula como nunca antes en las producciones holywoodenses y en el cable. ¿Por que? Esto tienen que ver con la decadencia de la industria discográfica que vende cada vez menos discos de artistas nuevos y cada vez tiene que sacar divisas de los derechos que mantiene sobre los éxitos del ayer. Además,ya no es como antes. Hay poquisioma "carne" en la música que lanza la industria hoy, mucha musica innecesaria, mucho hype, ya no interesa apostar por lo que pueda cambiar el curso de la historia de la musica, como por ejemplo cuando atlantic fichó a led zeppelin a fines de los 60s .
Stereolab, Poliphonic Spree, Belle and Sebastian, The Sounds, blode redhead (por poner algunos ejemplos ociosos) y muchísima mas artistas pop podrían hacer grandes hits y deberían sonar en la radio pero no es así. Todo lo bueno ahora sale a través de pequeños sellos indies: el 90% de la musica interesante que se hace en la actualidad esta en myspace y en no será valorada mas que por 4 mil gatos en todo el mundo y por supuesto, jamás sonará en los diales del Perú.