12.12.07

Ron Paul, sorpresa republicana


Un candidato del partido republicano que aparenta ser mejor opción que uno del partido demócrata, es una señal que algo revolucionario se está cocinando en el sistema binario de la política norteamericana. Ron Paul es un republicano de 72 años que los sorprenderá con su discurso, si no lo ha hecho ya.

Se enfrenta a las grandes maquinarias de Rudolph Guiliani y Hillary Clinton (y la mediana de Obama), con una campaña presidencial exitosa que difundida a través del You Tube y otros mecanismos virales 2.0. Pero aquí lo sorprendente no es alguna técnica de marketing ni el medio en sí, sino la oportunidad de conocer un discurso sencillo, directo y aparentemente sensato que no necesita mayor maquillaje ni truco publicitario. Ron Paul ha llegado, escépticos de las nuevas posibilidades de mecánica política por los anárquicos caminos de la red. Atentos a este video (la versión subtitulada encontrada donde el Ratón Guille):



Bien, antes que te invada una sensación de grouppie vale decir que, como todo político de mensaje inicial fascinante, no resulta ser precisamente una perita en dulce. Aboga por una clara posición de control antiinmigratorio, y aunque eso me parece negativo por ser latinoamericano, creo que si yo fuera norteamericano tampoco quisiera que mi país fuera laxo con la inmigración ilegal y el ingreso descontrolado de millones de personas, (sin llegar a erigir una muralla defensiva en el Río Grande, claro). Tiene una aversión terrible por los impuestos y quiere reducirlos al mínimo, lo que tiene marcadamente luces y sombras. La razón que esgrime es que la mayor parte de ese dinero se va en armas y costosas intervenciones en todo el mundo. A propósito de ello, Paul demuestra una aguda visión a largo plazo con respecto al riesgoso futuro del dólar.

Las propuestas de este candidato son verdaderamente revolucionarias (y riesgosas), que incluyen principalmente:

1. Desmantelar el IRS, el sistema de supervigilancia tributaria de los EEUU.
2. Renunciar a la política exterior intervencionista de EEUU en otros países..
3. Eliminar los impuestos a las personas naturales.
4. Disminuir el presupuesto fiscal evitando la inflación que se traduce en la depreciación del dólar.
5. Defender la libertad de expresión, desregulando Internet.

La propuesta 1 puede tener consecuencias imprevistas. Dudo que Ron Paul pueda deshacerse tan fácil del IRS. ¡Imagínense que el siguiente presidente del Perú desaparezca la SUNAT !

Como ciudadano del mundo no-norteamericano, la propuesta 2 es la que mas me genera una mezcla de expectativa mezclada con incertidumbre. Más allá de un juicio solo basado en la burrada sangrienta de la intervención en Irak ¿El mundo está preparado para ver al hegemón militar norteamericano volver los ojos hacia sí mismo? ¿Qué tan pronto y seguro es una transición acelerada hacia un mundo multipolar, sistema similar al de la década de los 30's? Si Roosevelt hubiera sido aislacionista como Ron Paul, quizá no estaría escribiendo esto desde la blogósfera sino sellando sobres con saliva desde algún campo enrejado en Austria, con carteles de "Arbeit Match Frei" por todos lados. No tendría nickname, sino un tatuaje de Ciudadano Beta, Gamma o Épsilon.

Algunos califican a Ron Paul de fascista y de cercano a la extrema derecha. Hasta donde he visto son acusaciones formuladas más que nada por las simpatías que despierta también en esos sectores que a la vez reinvindican el libre uso de armas, posición defendida por Ron Paul. Ha recibido donaciones de diversos bandos en el espectro de la política, desde sectores neutros hasta los supremacistas blancos. Para mí ese no es un argumento suficiente, Ron Paul no se ha manifestado cercano a estos grupos, y como todo candidato "pobre" en las primarias, aceptará fondos mientras sean legales. Muchas cosas en su discurso funcionan, son coherentes y con un buen grado de ponderación, cosa que de por sí no caracteriza ni a la extrema izquierda ni la derecha. Aunque hay algo que, no sé, sniff sniff, mi nariz siempre se pone inquieta cuando hay un misterio cerca.

Como suele citar compulsivamente mi gran amigo Raúl Chamorro: Trust no one, Mr. Mulder.

Autocalificado como constitucionalista antes que republicano o demócrata a secas, Ron Paul ha comenzado su campaña con un exitoso Boston Tea Party, batiendo todos los récords de recaudación de fondos on-line en un solo día.



Es curioso ver como aún no se lee nada de este notorio fenómeno en la prensa local. Hay más tinta y bytes locales dedicados a que si hubo una cojuda borrachera de peloteros coleros en nuestro fútbol regional, que acerca de quien está creciendo en sus posibilidades de gobernar la nación más poderosa de nuestra época.

5 comentarios:

Jose Antonio "Chiqui" Vilca dijo...

Sobre el IRS, calificarlo como la Sunat, no es tan exacto.
Hay una cosa media no clara en que es IRS y como fue creado el Dolar.

Checate este documental
http://www.zeitgeistmovie.com/

Fabber dijo...

¡Datazo, maestro!

Fujur dijo...

Con los yanquees yo siempre tiemblo? Tas dado cuenta de que en su himno sale algo así como "el resplandor de las bombas..." uff vaya tela!!

Edgardo Munoz Najar dijo...

Si no gana (y lamentablemente como van las cosas asi va a ser) deberíamos contratar al tío Ron para que gobierne el Perú, carajo.

C dijo...

dudo que el tipo no esté cercano a los supremacistas blancos.