2.4.08

Secreto a voces ¿inminente crisis mundial?


Se habla poco, se comenta poco. La información de los pormenores del tema vale oro, literalmente. Los expertos en riesgo bancario y crediticio lo saben desde el año pasado. Las cabezas de los bancos y corporaciones también. Pero, a pesar de ser un tema preocupante y absolutamente relevante, la aparición en los medios de la inminente crisis económica mundial se da solo como notas marginales. ¿Conspiración? Más sencillo que eso: cuando se anuncia una crisis económica de manera oficial, se la precipita. Toda la gente relacionada con las finanzas andan con cautela al tocar el tema y públicamente pone paños fríos y peros al asunto.

Pero en privado, no solo uno sino todos con los que he llegado a hablar, te lo confiesan:

Una crisis económica mundial, similar a la de 1929, anda tocando las puertas de la historia.

¿Estallará de un chasquido como aquel Martes Negro? ¿o ya comenzó y solo falta que la curva de caída se pronuncie visiblemente? La verdadera información no corre abiertamente, los detalles de lo que parece asomarse inexorablemente, se limita a círculos reducidos. Incluso los más enterados y mejores previsores no pueden avizorar la forma en que tomará forma la ola que azotará las costas comunes de la economía global interdependiente.

El tema es complejo. Para mí, el año pasado, no pasaba de ser una fuerte crisis del dólar, un hipo de mediano plazo de Estados Unidos, por lo cual cambié todos los ahorros que tenía en dólares. Pero ha pasado a ser peor. Al caer el dólar bajo el límite sicológico de los 3 soles, y al corroborar que no era un fenómeno nacional por el fortalecimiento de la divisa local, sino internacional por el debilitamiento de la moneda estadounidense, tomé más atención a varios factores que he podido juntar, información dispersa pero que se une en una sola tendencia.

Este es un resumen personal de factores, reconozco que son más geopolíticos que económicos:

- Las advertencias de crisis inminente de Alan Greenspan.

- La consolidación del euro como moneda fuerte de intercambio (y una de las múltiples razones de la invasión a Irak y la oposición franco-alemana, cuando Saddam se propuso cotizar su petróleo en euros con la UE)

- La visible consecuencia del gasto trillonario de EEUU en la guerra de Irak, que ha debilitado enormemente la economía norteamericana.

- La curva disparadora del precio del petróleo, que por carambola ha pegado a los cereales.

- La consolidación de China como potencia económica, que junto con la UE, ha forzado el camino geopolítico unipolar norteamericano, a uno tripolar o multipolar, lo que trae como consecuencia la pérdida de valor del dólar, al representar éste, no riqueza física sino prestigio nacional (el dólar abandonó el patrón oro en 1971, antes de esa fecha se podía cambiar en EEUU una onza de oro por cada U$20.00).

- y finalmente, el elevado precio del oro, que goza de una curva de aceleración mayor que la del petróleo desde hace unos años. El oro es riqueza física, a diferencia de un billete de U$ 100.00, que es riqueza virtual. Cuando una burbuja especulativa, como parece ser la curva exponencial de crecimiento económico mundial, está a punto de reventar, es la riqueza física la única constante que queda. Las acciones y los billetes pueden valer menos que su contenido en celulosa, como lo aprendimos en el 85-90 en Perú. Ver que el oro es comprado con tal rapidez, aceleración y constancia, sumados a los factores anteriores, es como observar a las aves nerviosas y alzar vuelo antes de un terremoto.


Mi observación es la de un profano en asuntos económicos, pero ya estaba alarmado. Por ello me dediqué a preguntarle a cuanta persona cercana al mundo de las inversiones me topara, sobre el tema. Cuanto más metidos en el tema de riesgos, estaban más seguros del tema de la crisis, pero de la cual se habla públicamente solo en cuchicheos. Son esos cuchicheos que han llamado mi atención, la forma suave y casi impersonal en que se trata un tema tan grave. No sé si criticarlo, porque realmente no sé hasta que punto sea conveniente sonar la alarma.

Si vuelve a suceder un crash de 1929, impactará en un mundo más interdependiente económicamente del que existía hace 80 años. Es difícil adelantarse a las consecuencias de este posible nuevo fenómeno. En lo personal, me plantea los siguientes dilemas domésticos: no sé si ponerme a comprar euros, pues estos también se verían afectados por una crisis del dólar de gran magnitud. No sé si comprar oro, porque el mercado de su compra-venta me parece desconocido y poco práctico para mi reducida economía. Tengo soles, que hasta ahora han resistido bien, pero se me va la confianza en que el "Perú habansa" si los EEUU pasan de tener un catarro a caer en la neumonía que los médicos predicen.

Quizá estoy sobrerreaccionando a las señales de crisis, quizás será solo un ventarrón financiero, o puede ser que la curva de caída del dólar será poco brusca y habrá una suave transición. Eso espero, porque realmente lo último que quiero es que todo lo que he averiguado se traduzca en una realidad próxima y que estalle en nuestras narices dentro de unos meses.

Por último, les recomiendo encarecidamente a ver este documental esclarecedor y didáctico sobre la naturaleza del dinero, "El Dinero como deuda".

5 comentarios:

NomadAndrea dijo...

Sí pues, en diciembre de 2007 el economista Xavier Sala i Martín, escribió un artículo titulado
La Crisis económica en Estados Unidos - La Tormenta Perfecta
que barrapunto difundió como entrada así:
Se avecina crisis económica: la tormenta perfecta
http://barrapunto.com/articles/08/01/07/1341253.shtml
http://lunantagonica.blogspot.com/2008/01/la-crisis-econmica-en-estados-unidos.html
saludex

litio dijo...

Espeluznante. Ahora mi primera duda: ¿retiro ya mis escasos y mermados ahorros del fondo mutuo en que los puse (y que no ha hecho más que mermarlos más)?

Fabber dijo...

Normandrea, excelentes links, y sobre todo, razones para andar precavidos. La "Tormenta Perfecta" es un nombre perfecto.

Litio, yo también lo tenía en fondo mutuo. No lo saqué, solo lo bajé de riesgo (en BCP al menos hay riesgo bajo, moderado y alto riesgo si mal no recuerdo). En riesgo moderado, no he perdido, y he tenido una ganancia escasa pero ganancia al fin y al cabo.

Saludos

Amazilia Alba dijo...

Y yo que pase de largo este post, la primera vez que lo vi. Si que la achuntaste. Y como afectaria al Peru si hay una crisis alla?

Bingo Online dijo...

It is well told.