17.10.09

Aborto: asumiendo el costo de una decisión


Soy ateo (de convicciones trascendentalistas pero, en resumen, no creo en Dios) y a pesar que la "Cajita Feliz" del ateísmo incluye gratis una militancia pro-abortista, tengo la convicción que es un acto indeseable, lamentable y que no es ningún derecho humano, ni de género, ni de manejo de la sexualidad. El aborto se encuentra en la frontera de la ética, en una zona con nubarrones negros y lagos de agua amarga.

El debate reciente sobre el aborto eugenésico en el Perú ha derivado en uno sobre el aborto a secas y, en el camino, revelando muchas veces posiciones radicales y firmes convicciones en torno al tema. Cabe destacar los extremos: la Iglesia Católica, con esa carga de 20 siglos de teología que la lleva a contradecirse, en la tarea de desalentar casi todos los métodos anticonceptivos para luego militar activamente contra sus consecuencias. O aquellos que defienden con suma pasión los derechos del ser humano para luego tratar al feto o el embrión casi como un parásito más en el vientre de la mujer.

Es un tema donde en lo particular no veo nada en blanco y negro, pero que es una situación que exige el definir una solución o apoyar una propuesta. Entre los múltiples posts y artículos que he leído al respecto, recomiendo el de J.A. Godoy en Desde el Tercer Piso que aborda con particular calma y exposición de múltiples argumentos el tema de la despenalización. Desde su posición de católico propone abordarlo como un tema de conciencia y por lo tanto, a pesar de sus propias creencias, despenalizarlo. Yo también estoy de acuerdo en esa posición. Pero tiene implicancias que no se pueden soslayar.

Acabar con un ser vivo sin que una necesidad como la de tu alimentación, vestido o vivienda, no es bueno, para ponerlo en ética súper sencilla. Si es de tu especie, a pesar de no estar completamente desarrollado, acarrea muchos más problemas éticos. ¿Es el óvulo fecundado un ser humano? Solo en parte, en mi convicción. Absolutamente, en las de otros. La realidad es que un embrión de dos meses y un bebé recién nacido difieren en muchísimas más cosas que entre este último y un humano adulto. Aún así, no seamos comodones ¿Debe contar con alguna clase de derechos? ¿A partir de cuando?

Es aquí donde el argumento de la libertad de conciencia encuentra el primer escollo legal, el artículo 2 inciso 1 de nuestra constitución peruana: el concebido es sujeto de derecho en todo cuanto le favorece. El primer derecho adquirido es la vida. Y el concebido es, a falta de especificación alguna, el óvulo fecundado. A la postre, la base de toda la legislación nacional es la Constitución. La despenalización, tengámoslo en cuenta, implica despojar de sus derechos a un ser vivo con muchas características humanas. No suena muy liberal qué digamos.

El único camino legal es interpretar el mencionado inciso del artículo 2 para definir "concebido" y dotar al ser humano de una fecha de comienzo biológico. Algunas opiniones, que refleja un artículo de Fernando Vivas, proponen los tres meses desde la concepción. Otros propondrán el límite en el que el feto puede nacer en un parto prematuro ¿cinco meses quizá? mientras en el sentido opuesto algunos bajarán la valla hasta algunas semanas de vida. En todo caso, como la formación de un ser humano en nueve meses es un proceso contínuo y sin claros límites e hitos, toda fecha de comienzo será arbitraria.

Menciono todo esto para quienes estamos a favor de la despenalización del aborto, como yo. Para que no hagamos malabarismos mentales y limpiar los tropiezos éticos que esta decisión implica. Todos creen que la convicción que asumen finalmente, se torna definida y blindada. En mi caso, soy consciente que apoyar la despenalización carga sobre mí la responsabilidad la destrucción de un ser vivo y casi humano, así no sea en mis manos. No haré ningún malabarismo mental para convencerme que es una decisión ajena a problema alguno. Al contrario, es para mí una constatación de la difícil escala de grises de la vida contra el cómodo mundo en blanco y negro.

Asumo sombríamente que es el precio de mi convicción fuerte en la libertad, en el caso del aborto eugenésico el derecho a no llevar una vida de sufrimiento (que, señores hindúes, cristianos y ascetas en general, no redime), de la opción in extremis de una mujer cuando pone en la balanza su proyecto de vida ante el proyecto de un futuro ser humano. Finalmente es la aceptación de una realidad donde el aborto es una práctica común que debe ser regulada y ejecutada bajo condiciones sanitarias.

Es el atajo oscuro que yo no tomaría, pero que solo por ello no debe ser vedado.

16 comentarios:

i r i s e s dijo...

Yo no sé que tanto sepan curas, políticos o filósofos sobre el aborto... Sé que enfrentarse al problema que representa para una mujer estar embarazada a los 14, 15años o a causa de una violación; no tiene nada que ver con teorías o discursos retóricos.

He ahí el asunto. El aborto no es teoría, es un problema práctico, común, diario... Tan diario como una madre que trabaja para alimentar a 5 hijos en un asentamiento humano, tan diario como una abuela que mantiene a los nietos de la hija muerta. Tan diario como nuestra propias madres.

Este tema pertenece a las mujeres, quienes abusadas o no, no se sienten en condiciones de ser madres.

Y quede claro que no estoy poniendo en papel de víctima a la mujer. Porque son todo menos eso.

Una decisión sobre el tema del ABORTO, NO tendría porqué tener obstáculos legales.

Esta decisión debe recaer (y recae) en el fuero interno de la mujer, el único al que realmente pertenece.

Jorge Luis Valdez Morgan dijo...

Excelente post, es la clara posición de un liberal, fuera de radicalizaciones ideológicas.

Felicitaciones, no es fácil plantear esas opiniones en medio de un debate de sordos y ciegos en donde los estereotipos, prejuicios y odios alofran y en el fondo nadie piensa en que no se puede limitar el derecho a decidir. Ni en este ni en otros muchos temas.

Fujur dijo...

Como siempre, aunque hoy muy especialmente, tu post es esclarecedor, erudito y valiente. Suscribo plenamente lo que tú has dicho. Tengo la seguridad de que estás al corriente de lo que está pasando en España con la reforma de la Ley del Aborto (con la oposición, cuasi violenta, de la Derecha radical y la Santa Madre Iglesia). Para mí, un embrión no es un hombre (como dice el Código Civil español, basándose en el Derecho romano, se debe de vivir 24 horas desprendido del claustro materno). Quizá la frontera sea anterior, x meses de embarazo, pero el óvulo está claro que es ingrediente (masa), pero no pastel.
Un abrazo crack! (tu "famosa" visita a Barcelona ya fue, es o será?? ;-)

Fabber dijo...

Iris: no creo que el debate sobre la despenalización corresponda a un género en particular. La decisión final, sí coincido, pertenece a la mujer, sea legal o no.

Jorge Luis: ¡Gracias!

Fújur: Aunque 24 horas fuera del claustro materno se presta a muchas objeciones, entre ellas ¿un recién nacido carece de derechos las primeras 24 horas?

Creo que comenté que hace unos meses tuve que regresar a Lima por asuntos urgentes. Cuándo volveré a España depende de si los ahorros que pueda hacer acá me permitan regresar y completar mi periplo europeo. Mi más grande deuda, sin duda, ha sido la visita a Barcelona. Por la ciudad y por el gusto de conocerte. Incluso me daba curiosidad conocer Anguita. Tendrá que ser, es una deuda. Un abrazo.

Edgardo Munoz Najar dijo...

Creo que un buen limite seria el momento en el que el sistema nervioso se pone a funcionar. Antes de sistema nervioso no hay percepcion, no hay dolor, y tampoco esta lo que nos hace distintivamente humanos.

Para mi la pregunta sobre el aborto es espinoza en otros niveles. Que pasa con quienes tienen deficiencias mentales? Desde que limite consideramos
a alguien persona con derechos?
Un ser humano con dano cerebral probablemente tenga las mismas funciones que un feto a nivel neurologico.

kulasaim dijo...

Me veo obligado -entonces- a apoyar la causa (lisiados éstos cerebralmente...

www.nicolasespositochedel.com

Mirimbokuile dijo...

Chuma, Fabber, fuiste citado en la página 2 de Perú.21. Sólo querría acotar que el decir "desalentar casi todos los métodos anticonceptivos para luego militar activamente contra sus consecuencias" es una mirada un tanto simplista al tema del aborto como "consecuencia" del no uso de métodos anticonceptivos. Si examinas la doctrina católica en materia de moral sexual en su conjunto, verás que no hay contradicción en condenar al mismo tiempo los métodos anticonceptivos y el aborto.

Por otro lado, ¿por qué el "fuero interno" de la mujer? ¿Porque está "físicamente" dentro de ella? Que "esté" en ella, no significa que "sea" ella.

Y, como bien dijo Fabber, el desarrollo embrionario "es un proceso contínuo". Poner límites siempre será arbitrario. El niño fuera o dentro del útero es el mismo niño y es prácticamente igual de dependiente durante varios meses fuera del útero. ¿Quién puede decir lo que nos hace "definitivamente" humanos?

Fabber dijo...

Edgardo, espero que ese debate se posponga para el s.XXII, en el que se podrán remediar esa clase de daños. Los derechos de las personas se revelan como las construcciones que son, realizadas por nosotros mismos para protegernos y establecer un orden. Un abrazo.

Kulasaim: la posición contraria no es de lisiados cerebrales, pero desde el punto de vista religioso al menos, cae en terribles contradicciones.

Mirimbokuile: ¡Hey, Panchobio! Sí, lo vi ayer en la columna del buen Ocram. Sobre la contradicción: teológicamente quizá sea coherente, pero el reflejo de esa doctrina en la práctica conduce al embarazo no deseado. La Iglesia no debería ponerle peros al condón o la pastilla anticonceptiva.

i r i s e s dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
i r i s e s dijo...

la decision del aborto no pertenece "teóricamente" a la mujer ni a nadie (a dios dirán algunos unos),
sin embargo a la larga y a la práctica siempre termina siendo una decision d la mujer. Por eso apoyo la despenalización, porq es una cuestión real. Q pasa a diario y q no tiene q ver con discusiones éticas.

el traer una nueva persona al mundo no se determina en discusiones de foros o iglesias, se determina en la conciencia d una mujer... sigue y seguirá siendo una opción totalmente femenina. Ahí no hay vuelta q darle , por más nuevas cháchara éticas q vengan en el camino

Fujur dijo...

Pues a ambos sitios te invito jajaja! un abrazo crack!

Jessica dijo...

Antes que nada los HOMBRES, no deberian opinar sobre este tema, solo una mujer que lleva un ser en su vientre puede saber que se siente, y q tan traumatica puede ser esta esperiencia, uds. creen que despues de ser violada, se debe pasar por el trauma de abortar.. y quien le ha dicho q las mujeres somos dueñas de la vida que llevamos dentro, por siaco solo somos incuvadoras(para las q no se sienten madres) y el que sea nuestro cuerpo no nos da derecho a convertirnos en asesinas, si una mujer sufre una violacion debe ir a una posta y q gratuitamente le den la pastilla del dia siguiente, con eso se soluciona el problema, xq matar a un ser inocente, el no tiene la culpa de como fue concebido.

Karina dijo...

debemos agradecer que el aborto esta penado, y agradescanles a sus madres que no optaron por esa opcion, si es que alguna de ellas se vio en problemas cuando fuimos concebidos, cuantos aqui somos hijos de madres adolecentes, o madres de escasos recursos, que seguramente en su momento pensaron en esa opcion y felizmente desistieron, no le quitemos el derecho a la vida a un ser inocnete muchos de lo es escribimos en este blog quizas estuvimo en peligro de que nuestra madre nos quiera abortar y gracias a su valentia estamos aca, recuerden eso antes de pedir que depenalizen el aborto.

i r i s e s dijo...

en respuesta al último comentario:

La cosa es dejar de verlo como un asunto idealizado y darse cuenta d q se trata de algo q pasa todo el tiempo en todas partes del mundo.

Si pones eso d fortaleza o valor d nuestras madres obviamente todos vamos a estar en contra. Pero la vida tiene muchos más puntos que el blanco y el negro. Véase muchas escalas gris. Entre esas esta la decisión d una mujer d tener un hijo o no... así d simple.

luego el q esté penalizado no lo impide. La taza de abortos en el perú es mas o menos de 250 por 1000 niños nacidos. Así q seguir poniéndoles leyes en contra solo traerá más tráfico ilegal, muertes maternas y traumas absurdos.

Mirimbokuile dijo...

Hola, recién vi tu respuesta. Con respecto a lo que la Iglesia "debería", pues... los "peros" que la Iglesia pone se deducen de su doctrina, por tanto no puedes decir que "debería" hacer algo que contradice su doctrina (que, como tú mismo has dicho, tiene coherencia interna); no tiene sentido...

Samantha Núñez dijo...

Hola, me ha gustado mucho tu post. En especial la parte de la "escala de grises" enlo que respecta al desarrollo del feto en el vientre. Apropóstio, publicaron una columna en La Primera escrita por un biologo genetista que da una definicion (a mi parecer muy acertada) de lo que es un "ser humano". Su concepto era de que un ser humano sólo lo es cuando posee un cerebro capaz de albergar una conciencia, la que lo diferencia de los animales. Por lo tanto el embrion no seria un humano, lo seria en potencia, si. Pero humano no, definitivamente. Es más en ese punto un chimpancé tendir amas en comun con un humano adulto q un embrio de humano, debido a las capacidades mentales. No se debe juzgar lo que algo es solo por su potencial. Aqui les dejo la columna que les recomiendo.http://aqui-no-mundo.blogspot.com/