14.6.08

¿Y si le quitamos presupuesto a la selección de fútbol?

¿Cuál es la relación costo-beneficio en invertir millones de dólares en jugadores y entrenador para estar penúltimos en la tabla? ¿Por qué el Perú es tan monotemático con el fútbol, no sólo a nivel de afición sino también de administración y presupuesto? ¿No se puede probar, aunque sea por una temporada, invertir menos desequilibradamente esos millones en otros deportes? ¿Qué resultados nos traerían jugadores que acepten el puesto en la selección no motivados por el dinero, sino por el prestigio de la vitrina internacional que puede ayudarlos en su carrera, en vez de jugadores que sienten que arriesgan su carrera al acceder a jugar por la selección?

Es hora de hacer un lobbie, presión, campaña o lo que sea para bajar el excesivo protagonismo del fútbol en el panorama deportivo nacional. Yo también voy a ver el Perú-Colombia con el masoquismo nacional de quien sabe que no importa el resultado, el Perú no llegará al mundial, pero al menos quiero dejar constancia que cada vez menos me llama seguir un deporte en el que no destacamos desde que tengo uso de razón.

Menos para dinero para el fútbol, más para los otros deportes. Y menos cronistas deportivos peloteros y más cronistas deportivos de verdad.

3 comentarios:

ViCtoria dijo...

Es como plantear que Estados Unidos reduzca el presupuesto de Defensa y lo invierta en investigación ambiental: ambos planteamientos tendrían consecuencias muy positivas, pero que las apliquen ya es medio complicado.

Sin embargo, te apoyo totalmente. Se debería invertir más en otros deportes :)*

wyrm azul dijo...

Coincido contigo amigo fabber, aunque tuve la suerte de ver a perú en tres mundiales, 70, 74 y 82 y pude disfrutar de " los goles de Cubillas" como decia el finado Pocho Rospigliosi, es bastante decepcionante asistir e inclusive ver un partido de la selección, la mística que tenia la camiseta ha desaparecido por completo.
Se necesita hacer un cambio completo en la visión que tenemos del fútbol y del deporte en general.
Debemos convertir a los clubs en sociedades anónimas.
Debemos cambiar toda la dirigencia chicha que tenemos y cambiarla por gente empresarial, con visión de futuro.
Debemos hacer un enorme boicot al fútbol negandonos a ir al estadio, que la selección juegue con las tribunas desiertas, debemos negarnos el asistir a los estadios para ver el pseudo fútbol profesional que tenemos.
Solo así con esta especie de resistencia pasiva, podremos hacer escuchar nuestra voz y quizas lograr cambiar a la gente que "rige" el deporte del "jutbol"

Fujur dijo...

tendrá que comer la foquita farfán! leches!