8.9.08

Textos escolares invitan a unirse a Sendero Luminoso

Realmente no tenía mucha información sobre el tema de los textos escolares de Ciencias Sociales para 5to de Secundaria editados por Norma y que fueron cuestionados por la ministra de Educación, Mercedes Cabanillas. Por ello, a primera impresión creía que se trataba de un exceso de precaución en que se veía fantasmas donde no habían. Pero solo pasa si no se leen los textos cuestionados en mención. 

Revisando los documentos del mencionado texto escolar, ¡vaya desagradable sopresa que uno encuentra!


El texto menciona una situación hipotética refiriéndose a la época de violencia terrorista vivida en los 80s y 90s, en el pueblo de Tantamarca, aislado y pobre abandonado por un gobierno distante, donde vive "Juan" que se topa con dos bandos:

- El Partido por la Liberación de Agricultores y Ganaderos (PLAG), que proclaman una lucha contra la premisa de aislamiento y pobreza, llegan a Tantamarca y secuestran al ALCALDE del pueblo.

- Las Fuerzas Armadas de DISTOPIA que llegan al pueblo después y se llevan a varios POBLADORES acusándolos de pertenecer al PLAG "sin decir a dónde ni qué les iban a hacer"-

El ejercicio plantea literalmente:

"Por un lado la población podría irse al bando de PLAG a luchar por un país mejor, pero la violencia de sus métodos le hacen dudar. Por otro lado podría plegarse al gobierno, pero este es un ente distante cuyas promesas de ayuda tienen poca probabilidad de cumplirse ¿qué harías tú?"

Y por si esto no fuera poco, la tarea encomendada por el ejercicio plantea:

Reunidos en grupos, respondan las siguientes preguntas:

- ¿Qué dilema enfrenta Juan? ¿Qué argumentos existen a favor y en contra de cada una de las opciones que dispone?
- ¿Qué harían ustedes en el lugar de Juan?
- Discutan con el resto de la clase cuál sería la mejor alternativa en un caso como éste.

¿Opciones iguales? ¿Unirse a un movimiento terrorista es una alternativa de texto escolar?

No se necesita ser un experto en semántica para entender el contenido positivo/negativo de "Partido por la Liberación de Agricultores y Campesinos" contrapuesto a "Distopía". Tampoco no está para nada entre líneas lo que significa que mientras el PLAG secuestra un alcalde, Distopía "desaparezca pobladores".

Me imagino un texto escolar parecido en la República Federal de Alemania:

Eres Fritz, vives en Munich y es 1931. Tienes por un lado el débil, decadente y socialistoide gobierno de Weimar y por el otro el Partido Nacionalsocialista que resalta los valores patrióticos y lucha contra los molestosos judíos, aunque usan métodos violentos. Discuta en clase los aspectos positivos y negativos de cada uno de los bandos  ¿Qué harías en lugar de Fritz?

El debate es bienvenido y los cuestionamientos muy saludables en una clase, pero eso no debe ser un pretexto para ofrecer como una opción de la educación ofrecida por el Estado, la posibilidad de unirte a un grupo terrorista, cuyo grado de violencia fue extremo y que desencadenó la mayor sangría en la nación. En la escuela hay cosas que todavía no deben pasar a ser valores relativos sino absolutos. Tomar las armas para matar gente en nombre de una revolución no es precisamente una iniciativa a debatir en las aulas, y peor aún en un país en que ya pasamos por eso y nos costó mucho librarnos de una pesadilla polpotiana como la del "filósofo" (así lo presentan en otra página del texto) Abimael Guzmán.

Aquí, sin condenar a grupos enteros de trabajo o hablar categóricamente de contrabando ideológico (tampoco descartándolo, no seamos tontos), obviamente hay responsables, tanto en la editorial como en los encargados del ministerio de revisar el texto, y deben exponerse públicamente para saber quien tuvo el desatino mayúsculo, en el mejor pensado y más inocente de los casos, de esta página del texto, que ojalá sea la única con este mensaje, pues el libro lleva publicado desde comienzos de año.

Otras imágenes del texto colgadas por "El Comercio"aquí  aquí.

Y me siento una voz solitaria. ¡No puede ser que nadie se haya dado cuenta de ésta página!


Actualización: He encontrado esta frase en Microsiervos, conocida como "La Ley de Clark" que resume mi opinión sobre cómo está planteado este ejercicio escolar:

"La incompetencia suficientemente avanzada es indistinguible de la mala voluntad."

26 comentarios:

ocraM dijo...

tío, para empezar, es una ficción, un ejemplo. debate para las aulas. los chicos de quinto de secundario no son minusválidos mentales.

Fabber dijo...

Ficción no es. Es una situación relacionada con contenidos educativos para generar una respuesta en el alumno, Ficción es Star Wars. Esto es la guerra de los 80s, en metáfora.

Renato Constantino dijo...

Creo que no lo invita a ser terrorista. De hecho, para mí, se convierte en una reflexión de cómo el fin no justifica los medios.
Al menos, creo que eso es lo que se saca de todo esto.
Antes que unirse a algún bando, ellos buscan pensar en las consecuencias. De unirse a los del PLAG probablemente robe y haga daño a muchos inocentes; de apoyar al ejército, lo más probable es que luego los soldados se lleven a las mujeres del pueblo para violarlas y ocurran desapariciones forzadas.
Estoy seguro que no faltará el adolescente o el profesor que cuente la historia de María Elena Moyano y su grito de "Contra el Hambre y contra el Terror". Más allá de esto, creo que la lección de esto es, como ya dije, que el fin no justifica los medios.
Creo que a lo que llevaría el debate sería a esa conclusión.

El chongo real es descalificar lo más posible a la CVR y tapar las violaciones a los derechos humanos en la época de Alan, en especial en los casos que lo sindican a él como sospechoso como lo es el Caso de El Frontón.

CINDER dijo...

estaba viendo cositas de telenovela y ficcion por la web y por accidente llegue aca y me doy con la ingrata sorpresa. WHAATT? digan lo que digan los sabiondos y religiosos esos textos escolares educan pequeños guerrilleros.

se los dice alguien q tiene q lidiar con chibolos porque se toman a pecho ciertas cosillas q les estan enseñando por alli.

Antolín Prieto dijo...

El problema sería que, en general, el alumno peruano no es dado al análisis y su compresión lectora es baja. No debería ser un problema para alumnos informados y críticos. Que alguien haga un focus a ver qué pasa.

ocraM dijo...

es una ficción, pues tío. no existe ni existió el PLAG. lo paja de esta ficción es que se plantea desde el punto de vista del poblador del ande que vivió el terrible dilema expuesto. el debate moral es saludable.

Droper dijo...

No eres el ùnico, en el blog de Ocram en un comentario señale lo mismo, claro, no profundize escribiendo un post, creo que voy a hacerlo en apoyo a Distopia.

Silvio Rendon dijo...

En Alemania después de la guerra, se dio una campaña de "desnazificación", que también consistió en la reeducación de mucha gente formada en la dictadura. Parte del asunto era debatir situaciones, que por supuesto eran metáforas de la vida real y como tales, imperfectas. Pero sí, sí se da que el lector sea invitado a imaginarse una situación en que considere ser parte de movimientos indeseables. Recuedo ahora "El tambor de hojalata" de Guenter Grass donde el protagonista se suma a los nazis y desde dentro uno puede ver el sinsentido de su grupo político (1). Por supuesto que si desde el comienzo le pintan al lector a un grupo asesino, nadie consideraría meterse en él, y por lo tanto, no habría ningún ejercicio de pensamiento crítico. Tiene que ser pintado como algo que aparentemente tenga sentido y que el mismo lector reaccione críticamente.

En tal sentido no es que el texto "invite" a unirse a Sendero Luminoso como si se hiciera proselitismo hacia ese grupo (2). Hay que considerar, como que lo afirman los propios militares, que Sendero Luminoso contó con un importante apoyo campesino en los departamento de Ayacucho, Huancavelica y Apurímac. Al menos. Es decir, Sendero Luminoso sí fue una opción no sólo considerada sino seguida por campesinos. El fundo Allpachaka de la UNSCH lo toma SL con colaboración de comunidades campesinas aledañas. Entonces ¿cómo se puede "des-senderizar" o "des-emerretizar" al país sin que la gente problematice sobre lo que objetivamente fueron opciones? Se molestan con un texto por algo que es cosa del mismo país. Se trata de invitar a reflexionar a los escolares. La alternativa posiblemente sea que se machaque "la historia oficial", la que manejan las FFOO, sin discusión alguna (lo cual tiende a crear rechazo), o simplemente no decir nada. No sé cómo será ahora, pero en mi época los textos escolares no decían nada sobre la revolución de Trujillo o las guerrillas de 1965. Igual ahora se quiere hacer lo mismo y enterrar el tema... Sin embargo, el problema con esta última opción es que lo que queda oculto después es llenado por vaya usted a saber quiénes... Creo que es mejor abordar el tema críticamente. La postguerra alemana es un buen antecedente sobre los buenos resultados de una pedagogía problematizadora e interactiva.

_____

(1) Después se sabría que el mismo Guenter Grass en su juventud había sido parte de la "juventud de Hitler".

(2) Estrictamente Sendero Luminoso no luchó contra el aislamiento como el ejemplo dle texto. Por el contrario, exacerbó el aislamiento de las comunidades más pobres prohibiéndoles comerciar con los centros poblados.

Fabber dijo...

RENATO CONSTANTINO: No sé por donde puede venir esa reflexión, el texto no lo sugiere ni dice que el PLAG robe o mate a inocentes, allí solo es un movimiento que reacciona contra una situación de abandono y aislamiento y no se resaltan las connotaciones negativas del sujeto a metáfora.

ANTOLÍN PRIETO: Ese es otro de los problemas. Encima de todo, el Estado financia un texto que justifica poco sutilmente que le apunten con un rifle, secuestren sus alcaldes o vuelen con una bomba. El Estado es Distopía, y el terrorismo es el P. de Liberación de Agricultores y Campesinos.

OCRAM: Los nombres han sido cambiados y la situación suavizada para el lado senderista. Los detalles que pongo en negritas y los nombres de ambos bandos que menciono no son fruto de coincidencias sino de negligencia.

Así tenemos un texto que no es algo inventado, sino que se refiere una situación real, donde el alumno, en aras de lo que algunos confunden con "espíritu crítico" es llevado a un enfrentamiento de dos fuerzas iguales, como si no hubiera importado quien ganara la guerra contra el terrorismo.

El Perú es un estado defectuoso e injusto, pero lo que proponía el otro bando era una verdadera pesadilla, que parece se esfuma y parece inofensiva en la mente de muchos conforme pasan los años.

DROPER: Que un Estado se presente así mismo en un ejemplo escolar como una Distopía es distópico de por sí. Espero tu post, para no dejar pasar esta clase de argucias y/o negligencias pedagógicas.

SILVIO: Releo el texto, y puede entenderse como una invitación formulada espero que de manera involuntaria. Tampoco soy partidario que se oculten los excesos del Estado, pero deben ser presentados como eso, excesos, no como un bando extraño y sin sentido de pertenencia para el ciudadano. Si el Perú es Distopía en un texto escolar oficial, parte de la batalla se pierde desde las aulas.

Ciertamente, como narras, en las fases iniciales de la guerra, la subversión contó con el apoyo de algunas comunidades campesinas, debido al abandono del Estado. Creo que SL calculó que contaría con mucho mas apoyo y se frustró al no conseguir las aguas donde el pez de la revolución nadaría a sus anchas. El mérito de esa inicial derrota de las condiciones del plan de SL es principalmente de la Reforma Agraria de Velasco. Alguna vez lo he mencionado, pero debo un post más extenso al respecto de aquella conclusión.

Angela Espinoza Hermoza dijo...

La verdad es que no veo una invitación para que un alumno se una a un movimiento terrorista, quizá deba ser tocado con mayor sutileza, pero no negar los hechos, y creo que en este debate nos estamos olvidando de la experiencia o el conocimiento adquirido en casa por parte del alumno.

El problema ficticio que se plantea al estudiante, en realidad sucedió. No podemos negar que SL se presentó como el grupo que luchaba por el pueblo, mientras que en varios lugares las FFAA sindicaban de terroristas a toda la gente del pueblo por el simple hecho de ser andinos.

Quizá se le pueda poner un edulcorante, aunque creo que sería subestimar a los chicos, sobre todo considerando que son una generación que son justamente fruto de la violencia.

En todo caso hay que tener cuidado con qué se quiere edulcorar... la función de qué Gobierno con estrellitas en la solapa? No terminemos poniendo una "feliz" versión de una página.

Al final los textos, son eso, textos, guías que pueden o no ser tomadas en cuenta por el profesor o incluso son corregidos.

No hay que olvidar el papel que tiene un profesor. Allí es donde deberíamos centrarnos como país, qué clase de docentes tenemos, cuántos son de influencia terrorista? Cuántos fueron camaradas?

Además, hay algo que no se puede negar, la experiencia previa del alumno en cuestión o el contexto donde ha vivido.

Es decir, por más que se quiere "suavizar" la acción de las FFAA si un chico en 5to año en una localidad perdida de Ayacucho le presentan el libro, no cambiará mucho su visión si es víctima de ella. A un chico cuyo tío fue desaparecido por las FFAA va a ser difícil ponerle una institución castrense cercana al ciudadano, y obviamente, aquel cuyos padres fueron dinamitados por los terrucos, no van a ver a SL como una opción.

Justamente lo saludable de este debate que originó Meche en fecha cercanas al aniversario de la CVR es que debería plantearse una metodología especial para enseñar ese capítulo de nuestra historia, sobre todo en las regiones que más sufrieron el embate del terrorismo. Está claro que por edad, los alumnos de 5to no debieron haber visto a los terrucos andando, pero cuántos de ellos no tienen familiares muertos o desaparecidos? De qué forma se les enseña para que no haya resentimiento?

Lo importante creo que es que haya debate, que los chicos discutan, pero orientados por un profesor que se encargue de guiarlos, y de hacerlos comprender que por ningún motivo debemos llegar a una situación extrema como la que se vivió.

Creo como Renato que al final es una reflexión sobre si el fin justifica los medios, reflexión que como sociedad deberíamos realizar, porque no olvidemos que en la lucha contra el terrorismo, a la mayoría de peruanos no le importó los medios, o si?


PD: Disculpen el desorden de las ideas.

Renato Constantino dijo...

Sí lo dice. "Secuestraron al alcalde(...) Juan duda por sus métodos violentos". Me reafirmo en lo que digo. El texto busca hacernos ver como el fin no justifica los medios.
Si deseamos ciudadanos críticos, necesitamos que ellos discutan sobre este tiempo de nuestra historia y puedan concluir que la violencia nunca se justifica.

Anónimo dijo...

(1) Después se sabría que el mismo Guenter Grass en su juventud había sido parte de la "juventud de Hitler".


Ojo, que Grass estuvo en la juventud de Hitler a la "avanzada" edad de trece o quince años.

Gastón dijo...

El texto se inclina hacia el lado del Plag, en mi opinión.

Y que pasa si esos chicos que no son minusvalidos mentales dicen, ahh, igual pasó en los 80,no? SL luchaba por un país mejor, profe?.

No, pues.

Fabber dijo...

Gastón, resumes muy bien la idea. A veces me sobran palabras.

Luis Aguirre dijo...

Hola Fabber, recien veo este post. Interesante lo que pones, pero la polemica creo que no tiene nada que ver con el uso de la ficción como se comenta (en el sentido de que una ficción no es ni tiene por qué ser neutral). Por eso, como yo lo leo, este texto no pretende ser imparcial, todo lo contrario. Toma una postura, como bien dices, pero su postura es estar del lado del orden. ¿Por qué? Porque plantea un problema tal como lo vería una persona que se enfrenta con un grupo como SL. El lenguaje subversivo cambia de polaridad los sentidos: se hacen llamar "liberadores" pero matan. Y con seguridad bautizarían al otro lado de "distópico". Por supuesto, en el texto está planteado así de exagerado para hacer el dilema ético mucho más punzante, mucho más problemático, lo que me parece perfecto: no solo se están evaluando acciones, sino también usos del lenguaje. Y si digo que al final el texto está del lado del orden es porque todo esto requiere la guía de un profesor que obviamente comentará y replicará las respuestas de los alumnos subrayando, si es que las hubiera, sus contradicciones. Me parecería alucinante que alguien recabara toda la información de estos debates que se arman en clases para ver cómo razonan los alumnos. Finalmente este tipo de ejercicio lo que hace es eso: afilar el razonamiento, algo que Sendero Luminoso abandonó por completo.

saludos

Roberto dijo...

Experiencia de campo:

En el valle del Río Negro, Satipo, no habían jueces y los pocos policías que circulaban eran corruptos. Al llegar Sendero Luminoso, hacia fines de los ochentas (expulsados por las rondas campesinas de Ayacucho y Huancavelica), Sendero llena ese vacío de poder. Impone justicia, ordena conflictos por tierraws entre agricultores, etc. Pero en ese proceso mata algunas autoridades, impone sus comisarios del pueblo. Los más jóvenes ven a estos "luchadores por el pueblo" asesinando, realizando juicios populares contra personas que tenían legitimidad allí donde vivían.

Sendero se retira de la zona y llega el Ejército, impone su poder, desaparece a varias personas, abusan de la población.

¿Cómo se ve eso desde la mirada de un niño o un adolescente? ¿Vale la pena ponernos por un momento en los zapatos del otro? ¿No es justamente reflexivo ponernos por un momento en esos pies, ser el otro por un rato?

Ojo, lo del libro no es nuevo. Juan Acevedo lo hizo igualito para su comic Luchín Gonzales, cambiando nombres de lugares y todo.

Fabber dijo...

LUIS: Me parece una interpretación en bucle dando una vuelta que a mi entender no existe, pues el texto no denota el matiz contradictorio que expones. No se resaltan las cualidades negativas al PLAG como para generar esa lectura en dos sentidos, y sí a la Distopía (el Estado) contra el que luchan. Las claves de ello está en las acciones expuestas como secuestrar al alcalde contra desaparecer pobladores o los otros detalles expuestos más arriba.

ROBERTO: Por supuesto que SL lleno vacíos de poder del Estado, y dónde estos no existían, lo creaban. Era parte de la estrategia de "pez en el agua" del libro de Mao. Pero por ponernos en el zapato del otro no voy a calzarme las botas de Sendero. Creo claramente que un texto escolar debe generar debate, pero no debe ser tan relativista de ponder como opción una disyuntiva tan ajustada y donde se suben las probabilidades de justificar a un grupo sanguinario en nuestra historia reciente.

Luis Aguirre dijo...

Creo entonces que discrepamos no en el ejemplo sino en la noción misma de poner a debate algo.

Y yo no expuse un matiz contradictorio. El problema del libro usa un lenguaje que deliberadamente fuerza nuestros límites morales.

Por ejemplo, yo puedo decir "El dictador Fujimori" o "El presidente Fujimori", ¿no crees que en la enunciación misma ya hay nociones problemáticas que pueden ser debatidas? Nada es blanco y negro. Lo que tú pides no es razonamiento, sino indoctrinación.

saludos

litio dijo...

Parece entonces que la idea es que un texto escolar no debe decir que el Estado es una "distopia" (lo que sea que eso signifique).

En cambio, debe afirmar que es un glorioso Estado vencedor de la guerra de pacificación y heredero de pundonorosos héroes militares, henchido de un solemne amor por el juramento sagrado de servir a todos sus ciudadanos.

Aja. Llevamos como dos siglos contándoles ese cuentazo a los escolares y todavía no se lo creen, posiblemente porque la mayoría de ellos suele venir con cerebro. En cambio, con eso potenciamos la desconfianza y resentimiento frente a la historia oficial, la educación oficial y todo lo que sea oficial. No es por decirles que el Estado está mal, es justamente por hacerles creer que está bien cuando todos los días ven que no es así.

Roberto dijo...

¿La visión crítica de la historia del Perú? ¿Qué puede servir más? ¿Hacer reflexionar sobre nuestra historia, sobre cada etapa y sus respectivas contradicciones o contar el cuento de que éramos lo máximo pero:

1. Los españoles
2. Los chilenos
3. Los senderistas

en fin, los propios peruanos que se aliaron con estas tres amenazas...

nos quitaron la gloria de la potencia mundial?

¿Y qué hay luego? Posiblemente ese chico luego, con esa forma de entender la historia, se pueda justificar luego cualquier cosa, desde aventurerismos guerrilleros o salvajes autoritarismos a lo Fujimori.

Fabber dijo...

LUIS, LITIO: Yo estoy de acuerdo con poner a debate muchas cosas pero NO todas. Soy un convencido que hay partes de la historia donde ser relativista a nivel escolar es fatal: el nazismo y el senderismo me vienen a la mente con intensidad, y por ser peruano, sobre todo SL. No se trata de ocultar las cosas donde el Estado es culpable, pero no usar eso para poner la otra opción, la de SL, como una opción más en un debate escolar, presentando como si fuera un tema de "controversia" lo que en realidad tiene una condena y repudio unánime.

ROBERTO: Dicen que la distancia es el olvido. ¿Sendero te parece tan lejano como la Conquista o la Guerra con Chile dos siglos atrás? ¿No es entendible que un tema así, con los muertos tan frescos y con una visión del país que casi nos lleva al infierno en la tierra de hace solo diez años, deba tratarse de manera distinta que, digamos, la toma de Sacsayhuaman?

Si vamos a poner ejemplos extremos de "cálzate tus zapatos" debería haber otro ejercicio para compensar. Digamos, no solo la opción de unirse a SL, sino la legitimidad de ejecutar extrajudicialmente "por un bien mayor", asesinatos selectivos en defensa de un interés colectivo, etc. etc. Vamos a tener un debate encarnizado cierto, y no niego que los escolares ya puedan pensar en eso pero ...

¡que su texto escolar no se los presente como opción!

Si su raciocinio los conduce a ser Pinochets, Abimaeles, Maos o Milosevics, quizá no se evite que no parta del texto financiado por el estado con el complejo ingenuo de "no evitar el pensamiento crítico"

Roberto dijo...

Buen Fabber: Eso de distancia es el olvido funciona solo para los valses. Justamente, por la frescura del tema, por los cientos de familiares que no tienen todavía un muerto que enterrar, es que la reflexión debe ser mayor. Tenemos no solamente la memoria fresca, sino mayores evidencias. Si te contara con lo poco que contamos para reconstruir una historia de cientos de años en la arqueología.

Y lo de ponerse en los zapatos, vale para cualquier fórmula, en efecto. ¿Valió la pena el asesinato selectivo? ¿Que muriera tanta gente, como dijo Fujimori, para que sobrevivan 25 millones de peruanos? ¿Era la única opción? Creo que es algo que uno debe meter en el colegio. Y que discutan y que aprendan a argumentar.

Y el pensamiento crítico no va a partir de un texto, sino de lo que encuentren en la calle, en el aula, en su casa.

marcayuq dijo...

Fabber, despues de mucho que te visito. Me parece que habria que ver todo el libro para juzgar adecuadamente la orientacion del mismo. Juzgarlo de acuerdo a esa página no me parece lo mejor. Sin embargo, si esa página fuera todo el libro, yo te doy la razón, por dos razones:

1. el uso de la violencia armada no es un tema desterrado en ciertos sectores de la izquierda. Ni siquiera ha sido debatido abiertamente.

2. La violencia sigue siendo muy frecuente por parte del Estado y empresarios privados para hacer prevalecer sus intereses sobre la población más desprotegida.

Ambos puntos siguen siendo caldos de cultivo para que se vuelva a desatar una réplica de los 80.

Anónimo dijo...

Por donde lo vean es un hipotetico sospechosamente similar a lo ocurrido en la sierra ayacuchana. El peligro reside en escurrir sutilmente en las mentes jovenes que el ejercicio de las ideas en un sistema democratico deben ser empalmadas con su racion de violencia.

Christian Campos Alvarado dijo...

Yo concuerdo con Silvio, con Litio y Roberto e incluso con oCram (sorry Bro. pero esta vez me parece que tu reacción es demasiado extrema y que te enfocas mal en lo que realmente es malo de este texto).

A mi lo que más peligroso me parece, no es el texto en sí, o que este texto genere un debate en el aula, que de hecho es saludable para alumnos de 5to. sino que lo peligroso es el profesor que les toque y como este manipule este texto para formar o deformar las mentes de sus alumnos. Solo me imagino a los famosos "maestros" del SUTEP, esos que hacen del año escolar sus vacaciones pagadas, imponiendo ideas pro terroristas en su aula.

El gobierno como se dijo arriba no es el mejor que hay, pero tampoco podemos esperar que un jovencito de Ayacucho u otro lugar del interior vea este dilema igual que lo ve un blogger de clase media limeño o como repito, su profesor de aula SUTEPista rojito.

Incluso más peligroso es ver como en cada reportaje de los domingos vemos a los jóvenes "en la calle" en cuanto a conocimientos y cultura general, así que más miedo me da que salga de esa juventud el próximo Abimael o Fujimori.

Fabber dijo...

Al contrario, no creo que los maestros del SUTEP aean proterroristas, o al menos no en su inmensa mayoría. El texto de por sí plantea un problema de m pedagogía mal orientada. Dejas entre líneas de que por ser blogger de clase media no puedo entender el dilema como cualquier otro ciudadano del país. Discrepo profundamente e insisto: unirse a un grupo subversivo no puede ser una opción de texto escolar. Aquí, en Miraflores, en Huanta, en Loreto o en donde sea. No.